Visita Castillo del Conde de la Monclova

2000-09-23 - Sevilla, España

Con la finalidad de efectuar una investigación, la Sra. Susana Jiménez de Ancira y miembros del Patronato del Archivo Municipal de Monclova, Coahuila, A.C. efectuaron un viaje a Sevilla España para conocer al actual Conde de la Monclova don Ïñigo de Arteaga y Martín, estrechar lazos y presentar los logros y objetivos del patronato.

A continuación reseña de la Villa y Castillo de la Monclova:

Este castillo se encuentra en España en la provincia de Sevilla. Como en otros lugares de Andalucía, este edificio constituye el último avatar, de un secular núcleo de población existente en aquel lugar. Al estudiar la arqueología del término de Fuentes de Andalucía, se puede asegurar la presencia allí, de población en las épocas prehistóricas, turdetana y romana.

Al parecer, tiene sus orígenes, más antiguos en un recinto amurallado de la época Ibérica, adquiriendo su mayor apogeo durante el imperio romano, en que gracias a su privilegiada situación estratégica a los pies de la Vía Augusta, se transformó en un centro de población de gran importancia comercial en la Bética, conocido como Obulcula.

Si nos guiamos por la persistencia del topónimo conservado hasta hoy en su forma de la Monclova, hemos de suponer, la perduración del poblado en forma de Alcaria, por lo menos a través de la denominación musulmana.

En el repartimiento de Ecija, se fija allí una de las aldeas con las que se proyectó llevar a cabo, la repoblación del término: bajo la jurisdicción de aquella ciudad, debió permanecer hasta 1342.

A partir de entonces las vicisitudes por que paso el Señorío de la Monclova, se hallan bien resumidas en dos inscripciones, en azulejos que existen dentro del palacio y que literalmente dice una:

“1342-1942 hoy se cumples seis siglos, desde que el rey de Castilla, Don Alfonso XI, en premio de la conquista de Algeciras, donó esta antigua Villa de la Monclova, con su fortaleza, a su almirante del mar Micer Eligio Bocanegra, de cuya casa pasó a la de la Vega, hasta la muerte en compañía del famoso poeta Gracilazo en 1536 y de su hija Doña Leonor de quien la heredó su nieto Don Antonio Portocarrero de la Vega que fundó el Mayorazgo erigido en condado en 1617. Fue concedida la Grandeza de España al tercer conde. Don Melchor, Virrey de la Nueva España y del Perú, en cuyo hijo se extinguió la asignación, sucediéndole en 1741 Don Joaquín de Palafox Centurión Portocarrero, etc.”

El Texto de la otra inscripción resumida es como sigue:

“En 1837 estos estados recayeron en Don Andrés Avelino de Arteaga y Palafox y en 1865 en su nieto Don Andrés. Su hijo Don Joaquín de Arteaga y Echagüe mandó en 1910 desmontar 3 mil hectáreas, 20,000 olivos y reedificar este castillo, alhajándolo con las ruinas del convento de la Merced (que transportó de Lorca) con columnas romanas halladas en Córdova y con otros elementos artísticos adquiridos en España e Italia.

El lugar de la Monclova estaba ya casi despoblado en el siglo XVIII pues en 1791, se hallaba reducida su población a cuatro o cinco personas, que vivían en el palacio y a las de una venta, como recuerdo del antiguo lugar de la Monclova, la Capilla del Castillo, tenía erguido un curato con precisa residencia en atención a estar situada en Camino Real, para que los pasajeros pudieran oír misa los días festivos.

Las obras más antiguas del castillo a juzgar por los restos conservados, que se reducen a 3 lienzos del recinto amurallado. Su planta cuadrada protegida mediante torreones salientes en las esquinas, a mitad de cada lado, induce a pensar que su origen se remonta a época islámica. La torre del homenaje se sitúa en el estado sur, donde también se abría la primitiva puerta y consta de dos cámaras cubiertas de bóveda vaída. El edificio medieval sufrió transformaciones en el siglo XV.

En la actualidad es residencia de su propietario Don Jaime de Arteaga.

El Patronato del Archivo Municipal de Monclova, envió una carta a Don Jaime, expresando su interés por conocer más sobre la historia de la Villa y Castillo de la Monclova y hermanar las ciudades de Sevilla y Monclova, puesto que su nombre proviene de esa gran región y que traerá consigo gran beneficio cultural.

Susana J. de Ancira
1999



  • Crónica en la Revista Actual, de la visita a España de la Sra. Susana Jiménez de Ancira
  • Miembros del Patronato en patio central del Castillo del Conde de la Monclova
  • Irma E. de Altaba en el Castillo del Conde de la Monclova en España
  • Sra. Susana J. de Ancira
  • Sra. Susana J. de Ancira y don Iñigo de Arteaga y Martín, Conde de la Monclova
  • Una página más de la Crónica al Castillo del Conde de la Monclova
 

<< Regresar